• Test de Demo: The Darkness II

    Aprovechando que mañana sale el título, he encontrado un hueco libre para realizar este test.




    De nuevo nos hallamos ante una secuela de las que tanto parecen estar de moda. Eso es lo que pensaba cuando vi en la Store esta Demo, habiendo cometido el fallo de ni siquiera haber jugado a la primera entrega de la saga y prácticamente desconociendo el género.

    ¿Cuál fue el motivo por el que me animé a probarla? Por ser un FPS, pero no un Shooter cualquiera, sino porque algo en él ya parecía indicar que se trataba de uno con toques de rol y una mecánica de juego pausada (características que aprecio y valoro enormemente). Ese es un defecto, que soy incapaz de apreciar joyas de calidad como otras renombradas sagas de este tipo de juegos, decantándome por derivados de ciencia ficción o que me alejen de la realidad.

    Volviendo al tema, me atrajo la idea de encarnar a un mafioso, Jackie Estacado, que podía controlar a una entidad tangible y sombría llamada “The Darkness”. Así que decidí adentrarme en su universo.

    Nada más empezar, bajo el aviso que lo que estaba a punto de ver no sería incluido (o no tenía porqué incluirse) en el producto final, vemos como se desarrolla la historia desde el punto de vista de nuestro antihéroe. Comenzando crucificado sin miramientos, mientras nos sermonean sobre no saber aprovechar el poder y cederlo… vamos, el cliché gastado de que los poderes conllevan responsabilidad, etc.

    Como siempre, esa la parte más aburrida de las demos.

    Ahora bien, pasear por el restaurante mientras no puedes hacer más que observar me recordó al estilo de los cómics que llevaron a este héroe a la fama. Y precisamente ahí, cuando me quedo fascinado por los detalles tosco de otros personajes (no por un motor gráfico de escándalo, pero sí lo suficiente como para apreciarlo) es cuando me hundo en la historia.

    Balas silbando por todos los lados mientras te arrastran por el restaurante, incapaz de usar una de las dos piernas, mientras te debates entre apuntar a los enemigos y frustrarte por la mala puntería que te permiten tener, pero claro, a ver quién es el guapo que se deja arrastrar cogido del brazo mientras intentas disparar a otra banda…

    La recreación viene cuando Estacado decide volver a conjurar a The Darkness para evitar una muerte segura, y en ese momento aparecen los apéndices dentudos (aunque algunos les queráis poner nombres), que harán las delicia de nuestro lado más oscuro, pudiendo acabar con la vida de nuestros rivales de formas dolorosas o desternillantes. Incluso la aparición del Darkling tiene su toque cómico, si bien en la demo ya se puede comprobar su papel de protagonismo ayudando al héroe.

    La demo es más corta de lo que parece, excepto si se pierde el tiempo en ir apagando todas las luces que sea posibles e investigar el entorno en busca de coleccionables, aunque también sea sólo por el placer de hacerlo.

    La experiencia me dejó un buen sabor de boca, pues aunque no sea una joya como otras sagas que haya, aprovecha muy bien sus recursos.


    Jugabilidad

    Notable, sin duda. Al parecer, se ha mejorado mucho respecto al primer juego. Ahora los tentáculos de oscuridad se pueden emplear al mismo tiempo que disparamos, pudiendo lidiar con los rivales de toda índole que se nos presenten con suma rapidez si sabemos combinar bien el tiempo de reacción. Podremos usar, gracias a estos apéndices, buena parte del entorno: desde recoger a distancia (y equipar automáticamente) armas, podremos emplear señales o algunas tuberías para empalar a los desdichados que nos miren mal, o incluso usar las puertas de los coches como cobertura y también como un disco volador improvisado. Parece ser que se podrá jugar, en alguna situación determinada, con el Darkling, y es digno de mención el hecho que Estacado pueda llevar equipadas dos armas distintas de forma simultánea, como pudiera ser una pistola y una pequeña metralleta, entre otras cosas.


    Gráficos

    Si lo analizamos fríamente y lo comparamos con los últimos Call Of Duty o Battlefield (para mantener el género al menos, por fantástico que pudiera ser este título), no tiene un gran motor gráfico. ¿El punto fuerte? Se mantiene fiel a su estética de cómic, de modo que aquellos que lo conozcan en papel o, quizás, jugaran al primer juego, es probable que les haga sentir nostálgicos.

    Hay que remarcar que los detalles de lo sombrío (es decir, los apéndices oscuros, el Darkling, etc) tienen unos acabados muy conseguidos estéticamente. Como en el primer título se viajaba al Netherworld, me pregunto si en este juego también podremos contemplar el castillo de la esencia que manipulamos (y nos manipula, para qué engañarnos), ya que seguro que lo habrán mejorado visualmente.


    Sonido

    Una OST acertada que acompaña a cada situación de la Demo, sin que dé esa sensación amarga de “¿Qué demonios pinta esta canción aquí?”. Los sonidos emitidos por las entidades oscuras resultan, cuanto menos, curiosos. Digna de mención es la vocecita del Darkling, pues con los comentarios que suelta nos harán soltar más de una carcajada.


    Experiencia online

    Si bien la demo a la que he tenido acceso no permitía un soporte para multi-jugador, el juego incluirá un modo “Vendetta” con el que podremos participar hasta con otros tres jugadores, eligiendo cada uno un personaje en concreto con su propia distinción y dote oscura. Muchos puede que ni los conozcáis, pero estos cuatro personajes han hecho cameos en las aventuras de Estacado, echándole una mano desde las sombras, y eso es lo que se hará: participar en misione especiales para profundizar un poco más en el argumento mientras damos a los “malotes” una somanta de palos de aúpa.

    Aunque el universo de The Darkness no te pueda resultar muy atrayente, sugiero al menos probarlo un poco: de seguro que a muchos no les decepcionará...

    Valoración: Recomendado.





    Este artículo fue publicado originalmente en el tema del foro: Test de Demo: The Darkness II iniciado por Sorrowless Ver mensaje original