• Análisis "Styx: Shards Of Darkness"


    Styx regresa de nuevo de la mano de Cyanide Studio en colaboración con Focus Home Interactive. Nuestro Goblin favorito vuelve a las andadas en un nuevo título tras el éxito cosechado en su anterior entrega, "Máster Of Shadows". Aquellos/as amantes de juegos de sigilo con toques de estrategia, que aúna acción con plataformas y que buscan una propuesta bien trabajada, diferente, con mucho mimo y esfuerzo en su desarrollo así como también con numerosos desafíos por delante, están de enhorabuena. Ni qué decir tiene que Shards Of Darkness es un juego recomendable al 100% y es, sin lugar a dudas, uno de esos títulos que, sin hacer mucho ruido, pasando inadvertido y desapercibido, sin tanto márketing ni tanta publicidad, se ha convertido en una de las referencias dentro del género y sus números en ventas, para no tener etiqueta de "Triple A", así lo avalan además de sus buenas críticas.


    Nos ponemos en la piel de Styx, nuestro Goblin especial que, con el poder del ámbar, tendrá que averiguar qué ha ocurrido con los Rakash, su raza natural, pues éstos son llevados y transportados para ser esclavizados y donde elfos, enanos, orcos y humanos, estarán enfrentados en una trama brutal tras lo acontecido en Thobben, ciudad de donde Styx procede y donde tiene su escondrijo habitual. No sólo el ámbar será de importancia capital sino que el mineral de cuarzo, en ésta propuesta, tendrá un peso especial.


    Styx representa una amenaza para una organización denominada M.A.T.A.N.Z.A, encargados de acabar y eliminar a toda especie viviente que no sea la humana, así pues, Styx, se ve inmerso en una cruzada entre un elfo oscuro que tiene viles intenciones, casi maquiavélicas, que nos va ofreciendo detalles a medida que avanzamos en la aventura. Más adelante, quizás nos veamos obligados a negociar y a descubrir qué es la enorme conspiración que se maneja entre razas, luchando por sobrevivir y, eso sí, manteniendo la calma en todo momento, además de tener sumo cuidado a la hora de avanzar donde el sigilo es algo primordial y donde un paso en falso puede suponer una muerte segura.


    El juego en sí es mucho más grande que en su anterior entrega, con mapas basados en mazmorras y lugares enormes y con numerosos enemigos, atajos, misiones principales, secundarias que enlazan con el argumento principal, coleccionables que harán subir la puntuación y por lo tanto el nivel de Styx y que, a su vez, nos ofrecerá recompensas de gran calibre que nos irá haciendo el juego más fácil, ameno y llevadero a medida que se ponen las cosas difíciles logrando así desbloquear habilidades espectaculares en cada paso que damos.


    Las mecánicas están muy bien implementadas al DualShock haciendo que tomemos rápido el control. El apartado gráfico es más que aceptable aunque, siempre es mejorable, pues hay zonas demasiado oscuras sin una optimización del todo correcta que hubiera hecho que el título luciera aún mejor en dicho terreno. También cabe decir que el título viene subtitulado aunque nos hubiera gustado como en casi la mayoría de los juegos, un perfecto trabajo de doblaje al castellano. Los desafíos por conquistar en cada nivel con todas las medallas de oro (Rapidez, Sigilo, Tokens, Sin muertes) hacen del título una opción muy rejugable además de tener un personaje que nos sacará más de una sonrisa por sus comentarios graciosos, irónicos y sarcásticos, fuera de tono y hasta algo insultantes en ocasiones, claro que, no podemos obviar que posee un gran carisma y una enorme determinación.


    Alianzas, traiciones, giros inesperados y estrategias bien elaboradas están a la orden del día para que nuestro amigo, en ésta larga y trepidante aventura, nos ponga en más de un compromiso haciéndonos pensar y teniendo que elegir entre acción o sigilo, entre ser casi un espía de nivel, o bien, por contrapartida, un asesino a sueldo a modo de cazarrecompensas. Por si fuera poco, entre las diversas novedades que nos encontraremos a lo largo de dicha experiencia, los jefes finales, serán parte importante del arco argumental. Styx 1 "Máster Of Shadows" lo regalaron en su día con PS Plus y tuvo un éxito enorme además de vender francamente bien. Ya no sorprende a propios ni extraños aunque, en ésta ocasión, lo han vuelto a hacer, eso sí, a lo grande.