• Análisis "Tom Clancy's Ghost Recon Wildlands"


    Ghost Recon Wildlands es uno de esos títulos marca de la casa de Ubisoft. En ésta ocasión, nos encontramos ante un Sandbox o juego de mundo abierto (propiamente dicho) con un mapa basto y extenso jamás visto antes, bien recreado, colorido, con infinidad de coleccionables entre documentos históricos tanto de Bolivia (trama donde se desenvuelve el argumento principal del juego) como de la historia universal y países entre los que destacan España, EE.UU. u otros de Latinoamérica inclusive, así como también, por otra parte, nos encontraremos archivos, leyendas, infinidad de armas desde fusiles de asalto, subfusiles, pistolas, ametralladoras y demás utensilios y objetos que harán las delicias durante horas y horas de los jugadores en ésta propuesta cargada de acción por los cuatro costados.


    Estamos ante un juego en tercera persona que nos lleva, en ésta ocasión, a Bolivia para poder acabar con el cártel de Santa Blanca donde su líder, "El Sueño", se ha propuesto apoderarse del país y hacer del mismo su patio de recreo particular, donde hacer eficientes sus inversiones y negocios y poder así, expandir el tráfico de cocaína y armamento necesario, incrementar sus ingresos, su poder y dejar un legado lleno de corrupción, fanatismo dogmático y religioso y, a su vez, manejar a un pueblo dividido y acongojado ante la situación difícil que se plantea en el país, que si fuera poco con ésto, también tienen en contra hasta las fuerzas especiales y los cuerpos de seguridad, ahora aliados y unidos con "El Sueño".

    Existen subdivisiones de poder donde el jefe se hace fuerte y en diferentes ramas donde el Cardenal, como jefe de influencia, el Muro, como jefe de seguridad, el Yayo, como la cabeza de producción y la Reina de la belleza, como responsable del contrabando y el negocio directo, harán de Bolivia el mayor estado y rincón del narcotráfico a nivel mundial. Es ahí donde entramos nosotros. Es ahí donde los Ghost (Fantasmas), o mejor dicho, donde un grupo de élite especializado en una división interna de que trabaja conjuntamente con la DEA, entra en juego.


    Ghost Recon está lleno de numerosos detalles donde la flora y la fauna están bien recreadas y la historia, tiene varios espacios de juego ya que se da en aire, mar y tierra plagado de enemigos diversos y muy variopintos, con personalidad propia, jefes y subjefes de distritos o diferentes provincias entre las que se divide el mapeado y, por otra parte, un título que está muy bien doblado al castellano que incrementa así la experiencia por el carisma de sus personajes.


    Cabe mencionar que el cooperativo se potencia y mejora la experiencia con hasta cuatro jugadores ONLINE (no competitivo pues no posee) y donde existe toques de humor en clave de sarcasmo e ironía. No podemos olvidar que hay misiones secundarias que se van haciendo lineales, monótonas y quizás, algo repetitivas, no tanto las de los rebeldes pero sí las de las habilidades teniendo que ir de punto "A" a punto "B" haciendo básicamente lo mismo para farmear habilidades que será de lo último que logremos. Las habilidades están divididas en un árbol amplio con un abanico de posibilidades que nos ayudará a afrontar la larga y dificultosa tarea que se nos ha encomendado por delante además de que, por otra parte, encontraremos poderosos aliados que nos harán el camino algo menos arduo y llevadero y que poseerán sus propias habilidades en conjunto a mejorar.


    Las mecánicas de juego están bien implementadas y la jugabilidad está bien adaptada, pudiendo así, ofrecer diferentes modos, formas o maneras distintas sobre las que afrontar la guerra y donde la estrategia, será un punto vital a tener en cuenta si no queremos que nos llenen de plomo en menos de lo que canta un gallo.

    A nivel gráfico el título está bastante logrado a pesar de que, en ocasiones, no nos han gustado las diferentes caídas de frames y el downgrade que pueda sufrir, algo que, a pesar de ser notorio, es muy poco perceptible y no afecta a nuestra experiencia de juego.


    Con todo ello y las posibilidades que nos ofrece, incluyendo la personalización de nuestro personaje, comandar y dar órdenes a nuestro pelotón de ayuda, múltiples vehículos en diferentes terrenos y coleccionables a recoger para enterarnos bien de la historia o ayudarnos en diversas mejoras, misiones principales, secundarias y algún que otro desafío duro a cumplir, queda un título más que aceptable y recomendable (de horas y horas) y con unos cambios climatológicos y el paso de día a la noche y del frío al calor que están bien realizados. Eso sí, las físicas, aunque en ciertos apartados cumplen, en otros, podrían haberse pulido un poco más.

    ¡Y recuerda! Somos GHOST.




    “Tom Clancy's Ghost Recon Wildlands”
    PlayStation 4
    78
    Conclusión
    En definitiva, nos encontramos ante un juego de lo mejorcito del género que te mantendrá enganchado/a durante largo tiempo y más si eres de los/as que les gusta ir a por el Platino, eso sí, se hace al final un pelín tedioso y más si lo juegas a modo individual.
    Lo Mejor
    • Mapeado extenso y bien elaborado con enorme cantidad de misiones principales y secundarias a realizar.
    • Dificultad según provincias, subjefes, jefes y con respecto a las habilidades, que serán de enorme utilidad.
    • Cantidad de opciones y posibilidades (Vehículos, personajes, misiones, historias, flora, fauna, gadgets, etcétera) que extienden el juego bastante más.
    • Un entorno bien recreado y el ciclo día-noche que lucen bastante bien.
    Lo Peor
    • Misiones que se alargan demasiado y se pueden hacer tediosas y algo repetitivas.
    • Viajar de un espacio a otro y entre zonas, en ocasiones, se torna algo excesivo y aburrido y es algo que se podría haber implementado de mejor forma.
    • Cierto Downgrade y cambios de luz muy repentinos en contadas veces, puntuales, eso sí.
    • Físicas, sorprendentemente, poco pulidas y falta de fluidez en la conducción